Más de un centenar de personas de la comunidad gitana acudieron al acto celebrado el sábado organizado por la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana (FAGA) en colaboración con el Ayuntamiento de Alicante, en el Castillo de Santa Bárbara, para conmemorar el 269 Aniversario de la Lucha contra el Antigitanismo, y rendir homenaje a las personas que fueron apresadas en la Gran Redada del pueblo gitano que se llevó a cabo bajo el reinado de Fernando VI en la noche del 29 al 30 de julio de 1749.

El acto ha contado por vez primera con la participación del Alcalde de Alicante, Luis Barcala, que hizo un llamamiento a “la conciencia de todos los ciudadanos de la gravedad de aquella redada”, a su vez que condenó los hechos públicamente, “para que estos sucesos no caigan en el olvido y no vuelvan a repetirse nunca“.

Por su parte el presidente de la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana (FAGA), Ramón Fernández, ha agradecido las palabras del alcalde, corroboradas por una fuerte ovación de los asistentes, y ha valorado “el compromiso con la memoria histórica del pueblo gitano“.

Al tiempo, el Alcalde enfatizó sobre la Declaración Institucional contra el Antigitanismo, aprobada por la Corporación Municipal en julio de 2016, que instituyó el 29 de julio como Día Local de la Lucha contra el Antigitanismo, que se conmemora mañana. El acto institucional ha finalizado con la interpretación de “Gelem“, el Himno del Pueblo Gitano.

Asimismo en el Patio de Armas de la fortaleza, junto a las mazmorras donde fueron encerrados, se ha realizado una ofrenda bajo la placa descubierta hace dos años y en la que figuran los nombres de las personas represaliadas, donde se han puesto claveles y espigas, depositadas individualmente, simbolizando la alegría y el pan.