Cuatro dianenses entre el humo de Mauthausen

Su historia ha sido silenciada durante décadas. Hasta finales de los 70 ni se hablaba de ellos. Cuando se comenzó a hablar se hizo con miedo. Con muchísimo miedo. Fueron arrojados al infierno de los campos Mauthausen y Gusen por ser republicanos en España y vendidos por ser españoles en Francia. Pero la memoria ha ido abriéndose camino. “A veces los familiares desconocen exactamente lo que ha pasado y creen que acabaron en las cámaras de gas pero con los españoles no suele ser así”. Quien lo afirma es Adrián Blas Mínguez, delegado de la Amical de Mauthausen en Valencia, y quien...

Sigue Leyendo