Daniel Simón señala que sobre los datos del Observatorio de la Cultura de la Fundación Contemporánea que conocimos el jueves, Guanyar Alacant quiere realizar una serie de valoraciones: “hay que preguntarse por qué la ciudad de Alicante ha bajado tres puestos en el ranking de ciudades culturales, cabe recordar que Alicante estaba fuera de ese ranking, es decir, antes de que Guanyar Alacant gestionara la Concejalía de Cultura, Alicante no estaba si quiera entre las treinta ciudades más importantes de la cultura de España y gracias a la gestión de Guanyar volvimos a ese ranking. Ahora hemos bajado tres puestos, no porque hayamos tenido menos votos o los expertos que han votado consideren que estamos peor que el año pasado, sino porque las otras ciudades sí que se han movido a diferencia de Alicante y eso ha hecho que bajamos en el ranking”.

Cabe una reflexión desde la Concejalía de Cultura sobre por qué se ha dado este descenso.

Hay que felicitarse porque el Teatro Principal sigue siendo el más valorado de la Comunitat Valenciana, hay que felicitarse porque el MACA no deja de subir puestos, en 2016 estaba el ocho, en 2017 el seis y ahora está el tres. Lo que sí que hay que lamentar es que Cigarreras, que habíamos conseguido con el cambio de política cultural de cuando Guanyar Alacant gestionaba la Concejalía que este centro entrara entre los doce más valorados de la Comunitat Valenciana, haya desaparecido de ese ranking también. Por cierto no tenemos noticias ni las esperamos de que se vaya a presentar un plan cultural para decirle a la ciudadanía qué va a hacer la Concejalía de Cultura en 2019, cosa que sí que hicimos desde 2016: presentar un plan anual de organización de la concejalía y de su programación

Creo que hay que acelerar el hub de industrias creativas que dentro de la EDUSI está planificado en Cigarreras y, sobre todo, a nivel general hay que aumentar el presupuesto de la Concejalía de Cultura, no puede ser que tengamos el presupuesto número diecinueve de veintidós ciudades de más de 100.000 habitantes  en España, es ridículo; creemos que esta ciudad tiene que apostar por su cultura y sus industrias creativas como eje estratégico de la ciudad para crear empleo, para dinamizar barrios y desestacionalizar el turismo.

Alicante tiene los mimbres para hacerlo, falta que sus instituciones y sus gobernantes se lo crean. “Los más de setenta actos culturales en Alicante cada fin de semana hablan de ello”.