Saturnina Martínez y Lydia Na

Saturnina situó su experiencia personal desde algo tan natural como es enamorarse de tu vecina, en los despertares de la sexualidad que obnubilaron el futuro sentido/deseado que le llevó a su lado más oscuro y difícil que provocó en ella un intento de suicidio: <>. Ella vivió lo que acuña como soledad social y que el sistema sanitario de la época lo diagnosticó Enfermedad Homosexual Femenina. Una vida de lucha y reivindicación en el que estuvo rodeada de los movimientos sociales de la época en el que en esos círculos se creó la clave comunicativa de ¿ME ENTIENDES? que permitía descubrir si otras mujeres eran también lesbianas para iniciar nuevas relaciones personales/afectivas. En una época en la que estimó que la pluma era vestirse con lo que te salía del moño con C.
Lydia Na es una mujer de la sociedad de la televisión en blanco y negro, con dos canales, y un sexo aislado, y con la obligatoriedad social de adquirir un rol de hipermasculinidad no sentida. En la actualidad, nos lo indica, vive esencialmente una catarsis (liberación o transformación) que conduce y equilibra desde su parte artística y creadora. Autora de la obra WORKING PROGRESS, un libro a dos manos que clarifica su nueva vida que es la real.