La Casa Mediterráneo en cada uno de sus encuentros con países mediterráneos ha ofrecido una visión artística, cultural y social de cada región o país a cargo de un artista de reconocido prestigio. En la exposición “Una mirada a Estambul” ha recogido la experiencia directa de un viaje del pintor Jaume Marzal a Estambul, la antigua capital turca que sin duda recoge y simboliza lo esencial del alma y la cultura de este país.

En el trabajo de observación del artista, aprecia diversos aspectos de la vida de la ciudad y en especial de sus personas. Obtiene una imagen intensa y llena de color desde su interpretación personal, perfectamente compatible con su conocido estilo.

Jaume Marzal recorre las calles de Estambul, se relaciona con sus habitantes para darles vida y podernos trasmitir lo que el siente y ve, ofreciendo una visión alegre e incluso optimista de este país que posee una de las culturas más antiguas del mundo.

En este proyecto expositivo rapta las miradas de las gentes, las interpreta y las plasma en su lienzo para conseguir una conexión perfecta con el visitante de la obra. Jaume, en aquel otoño de Estambul tuvo la oportunidad de encontrar esas miradas, fugaces y reposadas.

Jaume Marzal el artista

Formado en artes en La Llotja de Barcelona realizó trabajos de ilustración es España, Inglaterra, Escocia, Italia y Francia. Colaboró en la creación de audiovisuales para varios museos de Catalunya, entre los que se encuentran el Museo de Historia de la ciudad de Barcelona, el Museu d’Empuries y de Serinyà de Girona.

En el año 1991, Jaume Marzal inicia una serie de viajes por diversos países árabes. Así visita Marruecos, Tunez, Argelia, Somalia, Djibouti, Jordania, Líbano o Siria. A partir de ese momento realiza muchas exposiciones en distintos países.

Durante el año 2012 visita Japón, Corea, China, Vietnham, Tailandia, Laos, Sri Lanka y Malasia preparando obras para una serie sobre esta parte de Asia.

Una mirada a Estambul. Jaume Marza. Foto: Juanjo Cervetto

Una mirada a Estambul. Jaume Marza. Foto: Juanjo Cervetto

Las miradas vieajeras de Jaume Marzal

Jaume Marzal encuentra inspiración para sus obras en los frecuentes viajes que realiza por el mundo, experiencia que le ha regalo sabiduría, conocimiento y amistad. Reúne, por tanto, en sus pinturas aspectos que abren nuestra mirada con las miradas de otros.

Diez días en Estambul, paseando por las calles y barrios, donde descubrió todo tipo de personas. Muy modernas, también de tradición islámica, en una mezcla de culturas, de personajes, de miradas diversas. Allí encontró  una visión muy personal de esas miradas lo que para un pintor o un fotógrafo es una motivación.

Cuando se viaja para crear hay que hacerlo con la mente en blanco para poder captar todo lo que te está llegando al margen de prejuicios religiosos o políticos olvidando la ideología de la gente y captar a las persona al margen de todo.

Conectar, en definitiva, con las personas de manera honesta. Sus viajes y sus miradas ya fueron expuestas en la Galería BahcoArt de Calp en 2017.

Una mirada a Estambul. Jaume Marza. Foto: Juanjo Cervetto

Una mirada a Estambul. Jaume Marza. Foto: Juanjo Cervetto

Ver y pintar sin prejuicios

Visitar diferentes países, culturas que no compartes. Permite llegar a la gente prescindiendo de lo superfluo. Cuando viajas, las personas pueden parecer objetos de decoración pero cuando conectas a través del idioma o el gesto intercambiando emociones es donde pasan a ser personas: de persona a persona. Eso, en cualquier situación con prejuicios, te lo impide. Hay países con los que no conectaba el autor pero eso no tiene nada que ver con las personas, que no suelen necesariamente identificarse con sus gobernantes. Te haces más humilde, al margen de desde tus puntos de vista: básicamente es respeto.

Pintor Orientalista

Se le asigno por la prensa el calificativo de orientalista. Por sus viajes a países árabes recogió una estética que recordaba a los pintores orientalistas del siglo XIX, los viajeros pintores. Y eso le atraía al autor. Después de su viaje a Australia cambió del paisaje a las personas. Después de un año en Melburne, le cautivo la mirada de los aborígenes haciendo el primer rostro o cabeza de su amplia serie y de diferentes países, y eso transformó su forma de mirar.

Si conoces alguien al que pudiese interesarle esta exposición, compártelo en redes sociales. Incluye nuestros hashtags  #LOBLANC, #CulturaContigo y #CulturaConmigo #CompartimosCulturaContigo. Para conocer otros eventos en la zona consulta nuestra Agenda