El alcalde de Elche, Carlos González, y la concejala de Cultura, Patricia Maciá, acompañados de otros miembros del Equipo de Gobierno y de la Corporación Municipal, así como de representantes del Misteri, asistieron por la mañana en la terraza de la basílica de Santa María a los trabajos de montaje de la tramoya alta para las representaciones de la Festa, que se celebrarán el próximo mes de agosto durante las fiestas patronales.

Carlos González, tras interesarse por las distintas operaciones y departir con técnicos y trabajadores, señaló que “con este acto, simbólico y al mismo tiempo  fundamental, comienza el montaje de la tramoya y con él arrancan los primeros pasos de las representaciones del Misteri. Desde el Patronato y desde el Ayuntamiento queremos agradecer el trabajo fundamental que se realiza por todos los miembros de la tramoya, de la alta y de la baja, porque esa suma de esfuerzos es esencial para que se puedan llevar a cabo las representaciones del Misteri”.

Por su parte, Paco Ródenas, jefe de montaje de la tramoya alta, indicó que están trabajando 14 personas para poner todo a punto ya que “no estamos exentos de riesgos aunque, felizmente, hasta ahora no ha pasado nada”.

Por la tarde se subió el cielo del Misteri. El gran lienzo que cubre la cúpula de la basílica de Santa María y que simula el cielo para las representaciones del Misteri entre los días 11 y 15 del próximo mes de agosto fue izado por la tarde a partir de las cuatro en presencia del alcalde de Elche, Carlos González, las concejalas de Cultura, Patricia Maciá, y de Relaciones Institucionales, Mireia Mollà y patronos entrantes y salientes del Misteri y numeroso público.

El lienzo pesa unos 100 kilos y es izado a unos 25 metros de altura. El alcalde ha señalado sobre la subida del cielo que “es un momento entrañable y emotivo y quienes asistimos a este prolegómeno del Misteri disfrutamos de ese ascenso suave pero firme que nos emociona“.