El Museo de la Universidad de Alicante (MUA) inaugura hoy viernes 21 de septiembre, a las 20 horas, la exposición antológica  “Los mundos y seres imaginarios de Daniel Escolano. La muestra, comisariada por Juan Antonio Roche, comprende 117 obras cedidas por coleccionistas privados e instituciones de la provincia de Alicante. La exposición permanecerá abierta al público hasta el 28 de octubre de 2018.

Un recorrido expositivo que recoge más de cuarenta años de trabajo y que bebe de múltiples influencias que el artista recrea de un modo singular. Entre sus herencias encontramos a Dalí, al que conoció personalmente, su maestro Pedro Picó y el surrealismo. A ella se le suman otros influjos procedentes de universos tan diferenciados como de tradiciones culturales y artísticas occidentales y orientales. El Bosco, Matisse, el cine, el cómic y la danza, entre otras temáticas, conforman una manifiesta singularidad y una poderosa energía que nos llega ante la contemplación de sus cuadros, además del psicoanálisis freudiano y las observaciones empíricas de la naturaleza.

La exposición, que se estructura en cuatro partes, comienza con Las fuerzas motoras del universo y de los seres que lo habitan, con apartados relacionadas con la música y la danza, el 3 como número del equilibro, su producción de tema erótico y de amor, y la geometría y el equilibrio.

Los seres que habitan el mundo es el título de la segunda parte, que incluye sus cuadros de animales marinos, celestes, terrestres e híbridos.

El tercer apartado se centra en Los seres de otros mundos, que incluye a su vez sus series de ángeles y demonios, los mitos y las religiones, y los círculos sagrados.

La exposición se cierra con Universo humano, que hace un recorrido por su infancia y su familia, y se completa con retratos y los cuerpos desnudos.

Con todos estos ingredientes, Daniel Escolano ha construido un universo onírico muy personal plasmado en una concepción de la pintura decorativa, colorista, mítica, mística y trascendente. Sin olvidar que ha conformado una trayectoria que ha evolucionado desde el realismo mágico hacia la abstracción.