El tonto y la censura

El tonto y la censura

Nada nos impide salir a la calle un soleado día de marzo disfrazados de chipirón, con un cuerno en la frente y, en él, rematando la estampa, seis sardinas atravesadas con gastronómica gracia. Nada nos impide pasearnos encendidos de orgullo por las cuatro avenidas más concurridas del pueblo: ahí va el chipirón con su espeto de sardinas en lo alto de la cabeza, ahí va, ufano y radiante, sin ánimo de molestar a nadie. Pues ya verá usted cómo se ofende enseguida el tonto censor, ese tonto censor que prolifera hoy bajo las piedras, que permanece al acecho en las sombras, en las redes, arrugando su hocico de mojigato, que se erige en terrible pastor espiritual y salta, como con un resorte en el culo, cada vez que alguien esgrime la travesura de manifestar públicamente su opinión.
Lo llaman cultura de la cancelación pero quieren decir censura. Al tonto censor no le gusta que usted salga a la calle y se contonee bajo la luz del sol vestido de folclórica, y arremete contra su libertad, esa misma libertad que tanto se esfuerza el tonto en consagrar como derecho universal, esa libertad que para el tonto censor es sagrada e irrenunciable, pero que, para usted, es meramente accesoria. La libertad de movimiento y la libertad de expresión de usted son libertades que decide el tonto censor. Este necio adoctrinador del supuesto orden social desaprueba las etiquetas, pero él se apresura a etiquetarlo a usted. Al tonto censor no le gusta que usted llame gordo al gordo, flaco al flaco, feo al feo, hombre al hombre o mujer a la mujer. Y le resulta especialmente insoportable que usted llame rebajas de condena a las rebajas de condena. A este imbécil le satisface inventar nuevos términos —que él cree ingeniosos— con que provocar una especie de éxtasis progresista general, un paroxismo pueril ribeteado de confeti donde sus amigos, tontos censores como él, se revuelcan patas arriba con los ojos en blanco, la boca abierta y el puño cerrado.
Al tonto censor, adalid esperpéntico del pensamiento único, no le complace el sentido del humor, no le agrada el chiste, el chascarrillo. Para él, son ataques directos a su integridad, a su amor propio. El tonto censor aborrece la guasa, pues en ella atisba un violento menosprecio, y activa precipitadamente los mecanismos de su boicot. El tonto censor lo llama cancelación porque le tiemblan las canillas cuando alguien levanta la voz, hastiado, y compara su censura con aquella que practicaban —exactamente la misma— las más salvajes dictaduras reaccionarias. Es decir, y aquí emerge la alta comedia: que el tonto censor, inflamado en su dulce e inocente cruzada, arrogándose en la sociedad un papel de elevada brújula moral, de impagable defensor de los oprimidos, ha acabado convirtiéndose, por una singular carambola, en un grotesco dictador de épocas sangrientas.
Estas cosas ocurren inevitablemente cuando se tiene todo excepto inteligencia. La inteligencia que denota, precisamente, el sentido del humor. El tonto censor patalea con cómica frustración cuando el sentido común lo abofetea. Ay, qué injusto y deplorable, piensa el idiota, que esta sociedad intolerante no se deje amordazar por mi capricho visionario e intransigente. Y sentencia con una sonrisa: Dejadme que yo os diga, por vuestro bien, cómo tenéis que pensar.

About The Author

Israel de la Rosa

Israel de la Rosa nació en Elda, Alicante. Es novelista y dramaturgo. Colabora habitualmente en prensa publicando artículos de opinión. Fue guionista de televisión en 1999. Ha escrito veintiocho guiones de largometraje hasta la fecha. Es también autor de más de doscientos relatos breves, que pueden hallarse en su web personal. Fue seleccionado por su obra teatral "Confusiones" para representar a España en el Festival de Jóvenes Autores Teatrales "Interplay Europe '98" celebrado en Berlín en mayo de 1998. Ha estrenado en Madrid tres obras de teatro y seis piezas de microteatro. Una de estas piezas ("Luna y dos") fue seleccionada en el Festival Talent Madrid 2014. Su novela "Diario de un xenófobo" fue finalista en la 5ª Edición de los Premios de Arte Joven de la Comunidad de Madrid en diciembre de 2001. En 2019, Ediciones Alféizar publicó su novela ‘EL HOMBRE QUE BUSCABA NACER’. La revista El Cultural reseñó este trabajo en mayo de 2020. Puede consultarse dicha reseña en este enlace: https://elcultural.com/el-muerto-muy-vivo-de-israel-de-la-rosa

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximos Eventos

marzo

19ene(ene 19)18:0014jun(jun 14)20:00Alicante. Taller ¿Hablamos de libros?(enero 19) 18:00 - (junio 14) 20:00 Sede Ciudad de Alicante - Universidad de Alicante (2), San Fernando,40Secciones:LetrasTerritorio:L´Alacantí Etiquetas de EventosAlicante. Taller ¿Hablamos de libros?

30ene(ene 30)20:1529may(may 29)20:15Las películas fundamentales de la historia de Hollywood. Análisis y debate .(enero 30) 20:15 - (mayo 29) 20:15 Sede Ciudad de Alicante - Universidad de Alicante, Avenida Dr. Ramón y Cajal, 1 AlicanteSecciones:CineTerritorio:L´Alacantí Etiquetas de EventosLas películas fundamentales de la historia de Hollywood. Análisis y debate

08feb(feb 8)20:0020sep(sep 20)20:00Campanya de Teatre del Mediterrani(febrero 8) 20:00 - (septiembre 20) 20:00 Fundación MediterráneoSecciones:Escena,TeatroTerritorio:L´Alacantí Etiquetas de EventosCampanya de Teatre del Mediterrani

En Twitter

INFORMACIÓN Y CULTURA CON TODOS-AS PARA TODOS-AS.

La información cultural es un compromiso de los medios, profesionales y colaboradores que desarrollan una labor transformadora y de madurez social que permite elevar la capacidad de percepción de la ciudadanía. Nosotros no sentimos parte de esta historia que compartimos con otros diarios que además son amigos y, por tanto, respaldamos y os invitamos a leer y a compartir.

X