La intrépida y cocinera de letras Ágora Reix, poeta que tiene todos los ingredientes humanos para serlo, escala cornisas vacías con pasión. No le asusta el precipicio sino que tiene la varita mágica para ilusionar a sus amigos artistas que suman a su poesía a través de la música. Ella nace en Madrid hace unas tres décadas.

Desde los diecisiete canaliza sus emociones entre prosa, poesía y mucha tinta en agendas y diarios. A los veinte escribía en retales, trozos de papeles y servilletas, allá donde se inspiraba. (*)

Su 2017 fue el año del cambio de escenario. De la timidez innata a los poemas compartidos con el público en recitales abiertos y empieza a escribir su poemario “El recital de los días”, 12 poemas incandescentes, de Ágora Reix que es expresión libre y autenticidad personal.

Pregunta: Parece ser que todo nace en un micro abierto en Alacant Desperta 2017, como superación personal para vencer el miedo escénico, con un sino: se tú misma. En 2018, además has repetido.

Respuesta: Sí, este año me asignaron el Espacio de Artes Escénicas de Alacant Desperta, puesto que mi propuesta era mixta: poesía con músicos y danza representando mi poemario El Recital de los Días; una visión a la emoción: mirada a la cara, una digestión de la misma y consecuente calma. Una sinergia de emociones. Aquella vez de 2017 fue un salto al vacío. Este fin de semana fue un gozo, estuve en FID, festival internacional de poesía para la paz, que promueve el Proyecto cultural sur, es un espacio de autogestión cooperativa, para la expresión de los escritores y artistas cuyos objetivos estén en correspondencia con la idea de apelar a la identidad, a la esencia del ser, a ese cúmulo de valores y experiencias que nos hace ser lo que somos. Allí colaboré por los principios del mismo, como la solidaridad, donde yo integré mi poesía en la música del evento.  Fin de semana completo a nivel poético.

P: En El Refugio Café, ya un clásico en poesía en Alicante, y gracias a Julia Chena das tu primer recital allí.

R: Tras conocerla, a Julia Chena, en Alacant Desperta  2017 empezó todo, en el micro abierto. Como era el año de tratar el miedo fue ella quien me dio el empujón para realizar mi primer recital. Antes solo recitaba en casa, en mi momento de relajación. Fue un recital de 40 minutos finalmente, con piano y una decena de poemas. De ahí empecé una turné de Jams poéticas. Otro recital en ese año fue en la playa con guitarra eléctrica que me encanta lo que aporta.

Ágora Reix en Radio Artegalia. Foto: Juanjo Cervetto

Ágora Reix en Radio Artegalia. Foto: Juanjo Cervetto

P: Entonces empiezas a escribir “El recital de los días” en el último trimestre de 2017. 

R: Es el proceso vivido desde que enfrento el miedo por compartir los poemas al público, haciendo dos realidades: mi día rutinario y la superación personal. Es un poemario breve con abstracciones poéticas y un cúmulo de vivencias donde yo no estoy destapada totalmente quizá por eso tanta metáfora. Ha sido una limpieza de asperezas conmigo en él.  

P: TOXIC, otro poema ¿Es la “Única Razón de Quererte”?

R: TOXIC, (Tóxico), muestra un tipo de interacción afectiva inadecuada. Es por lo tanto una crítica a estas relaciones y una llamada de atención a optar por nuevas formas de relacionarse en sociedad, sólo basadas en el último párrafo, y es de ahí donde nace esa “unica razón de quererte”. En cualquier caso, la responsabilidad es nuestra para querer y estar con alguien de una manera u otra.

P: ¿Cómo resuelves eso que dices de “El recital de los días” en el que dices que lo defines como la suma de las horas empaquetadas y la realidad expandida por versos inspirados en viento, mar y presencia?

R: Para saberlo, se resuelve yendo al recital (risas). La poesía tiene un contexto visual muy pronunciado, por ejemplo, las jaulas que no te gustan o no te cuadran, es el contexto. Luego estudio el proceso de cómo se trata una emoción y eso ocurre en el poema Impacto Acuático, sumergirse en uno mismo, en el océano interior. El recital tiene muchas incógnitas muy relacionadas con la naturaleza: fusión naturaleza, emoción y autoconocimiento.

P: ¿Tienes otros recitales activos?
R: Sí, por un lado, uno que he rescatado de mi primer recital con Gabriel Trayard: “Inicios: dos, cero, uno, siete’’ con piano. En él recito una selección de unas doce poesías ya publicadas en mis redes sociales con una tónica moral y positiva.

Luego otro, de poesías más densas, como yo llamo, poesía negra o con un toque negro en el que mezclo con la guitarra clásica de Israel Amat, componente de “Entrastes”, para darle al recital un aire flamenco, nostálgico y sentido.  Está en el horno. En una actividad de verano nos juntaremos varios cantautores para estudiar la propuesta y cerrarla.

P: En 2018, hay un proyecto de Audiolibro, compuesto por El Recital de los Días. 

R: El audio ya publicado en redes, es la clave para entender cómo se crea mi océano interior. Los demás están preparados, saldrán durante el verano de 2018.

P: Para finalizar, ¿cómo resultó el certamen Glenfiddich Experience dado que erais de las 20 finalistas?

R: Esta semana nos dicen si pasamos a la final. Es un proyecto cultural de una firma de whisky, el objetivo es fundir dos artes, siendo la final internacional en Escocia, si fuéramos y pasáramos la fase final en Madrid.

Si conoces alguien al que pudiese interesarle esta entrevista, compártelo en redes sociales. Incluye nuestros hashtags  #LOBLANC, #CulturaContigo y #CulturaConmigo #CompartimosCulturaContigo. Para conocer otros eventos en la zona consulta nuestra Agenda