Sobre su poemario “Tres meses en Nueva York“, cuyo epílogo fue escrito por Mariano Sánchez Soler, publicado por “Eléctrico Romance” hablamos con Javier Calabria con motivo de la  presentación de su libro que se realizará el próximo miércoles 13 de junio a las 19.30 h.  en la librería Pynchon & Co.

Joven creativo y profundo en sus reflexiones Javier Calabria tiene una enorme fuerza y reflexiona sobre la construcción material de la identidad en una sociedad permanentemente cambiante en la que las personas se ven obligadas a vivir un simulacro de sí mismas. Javier Calabria es un poeta nacido en Ciudad Real, que sólo tiene 26 años, se define como una persona que le gusta crear. Ésta más que una entrevista, es una dialógica…

Usted dice que conoció a Lorca cuando tenía 15 años… ¿Qué poesía le gusta de Lorca?

Ninguna. Conocí a Lorca en una obra de teatro, es un referente que llegó, leo y me interesa. Hay algunas cosas de Lorca que me gustan, pero no he leído toda su obra, ni la pienso leer… Por ejemplo, mientras escribía este poemario volví a leer Poeta en Nueva York, no soy lector de Lorca, pero gracias a él me acerqué al mundo del arte.

Hay mucha gente que es marica, hace literatura y cuando van a Nueva York se inspiran en Lorca… ¿qué es lo que más inspira en Nueva York: caminar en el muelle junto al Hudson, recorrer Broadway, ir por la calle deambulando y que ni te miren?

Yo no salí de mi casa. Me levantaba a las 6, cogía el subway, iba a Brooklyn… Trabajaba, iba a mi casa, me pasaba por Taco veloz y cenaba.

¿En qué fecha fue a New York?

Del 12 de diciembre de 2015 al marzo de 2016, fueron 89 días.

Javier Calabria. Pic by MVelandiaM

Usted dijo en la conferencia de presentación de su libro que fue “de puta a Nueva York”… Los que quieren putear usualmente van a Francia o a Italia… ¿qué significa ir de puta?

Me dedicaba a cumplir los deseos de un artista… Yo tenía que hacer su obra y quien las firmaba era él.

Bueno, pero Dalí y otros artistas han puesto a otras personas a producir la obra y no firman ellos… Parece entonces que lo que es más importante es la firma.

Pues a mí simplemente esta gente no me cae bien. Entiendo que para producir obra grande necesites ayuda, pero… pero un hijodeputa para ser artista tiene que trabajar…

¿Liberar el estrés por sentirse puta es lo que lo lleva a hacer poesía?

Yo realmente estoy escribiendo poesía desde cuando tenía 14 años… Y empecé más seriamente a los 16, era mi única forma de arte hasta que consigo otras formas de expresión como el arte digital o la música electrónica… La poesía es una de las formas que yo tengo para expresarme, no es que me haya puesto, de pronto, a hacer poesía con Nueva York pues yo lo he hecho siempre. Se me dio la ocasión idónea, estaba cabreado, era una ciudad con un gran potencial… Es un mito moderno, la ciudad que nunca duerme. Hubo una gran nevada en la que murieron 2 personas.

¿Emocionalmente le afectó estar cotidianamente en medio de la nieve?

En Alicante ni en Ciudad Real hay nieve, pero tampoco me afecta tanto… Simplemente nevó mucho. Fue una putada porque era muy complicado…ir por la calle era una mierda… Lo que más me impactó fue el cielo naranja, las nubes y los reflejos; el cielo nunca es oscuro, es naranja; por ello en mi poesía hay muchas referencias al cielo.

En el puerto junto al río Hudson hay un lugar de encuentro donde se pasa del toque virtual al personal, al directo… Para usted lo virtual es muy importante…

Yo creo que la virtualidad es lo que me ha tocado vivir en cierto modo, soy un milenial activo digital, para mí es mucho más fácil entablar una comunicación con alguien vía Whatsapp que hablar cara a cara. Es innegable que la tecnología está aquí y que nos media desde hace ya mucho tiempo. Por supuesto tengo referentes no virtuales como Foucault o Albert Camus y su Mito de Sísifo que me influyeron en mi formación como filósofo. Simplemente estar en Nueva York es lo que más me llamó; yo no me he metido en la idea punto por punto, tampoco me interesa explicármelo tanto. La idea la creo mía, estoy conforme con ella y simplemente hablo de cómo es el mundo.

¿Por qué para un filósofo es importante aprender a pensar?

Para que te importe igual que gobierne el PP, el PSOE e Izquierda Unida.