Grafiti de Autor

Uno de los destinos más deseados popularmente es Nueva York , dudo que alguien pudiera resistirse a vivir la inolvidable experiencia de andar por Battery Park, disfrutar del Hudson River o visitar la Santísima Trinidad del arte (Museo de Arte Moderno, MOMA, el Whitney Museum of American Art y el Museo Guggenheim) son placeres que todo interesado en hacer suya la esencia cultural de una gran ciudad como esta apuntará en su lista de prioridades para los próximos años.

No se entiende La Gran Manzana sin sus rascacielos , sin la música de sus calles, sin saborear su famosa tarta de queso, o sin probar su ya mítico coctel Cosmopolitan. Así mismo para completar el sueño, el viajero ha de sumergirse entre sus calles del Bronx para admirar los grafitis de Cope 2 en la parte sur, con su particular uso del “wild style” o la obra de Seen que desde 1961 nos deja los grafitis más famosos del mundo.

Pudiera ser que se encuentre con unas converse colgadas de un palo de la luz, en su camino de retorno al centro, significando que se adentra en territorio de los “Bronx Enchanters” donde puede toparse con una pared taggeada, por “King 13”.¿Quién sabe si tendrá la suerte de que su tren en dirección a Harlem haya sido pintado por este mismo autor bajo el seudónimo “T-KID 170. R”?

Regresando a nuestro entorno, más cercano podemos encontrar ” El proyecte víbora y el proyecte Víbora II“, donde participaron más de 100 artistas de todas las nacionalidades con murales y Grafitis en un tramo de 1,5 km de longitud. Este proyecto fue certificado por el Guinness World Records como “el mayor mural del mundo” y se puede divisar entre otros desde el puente de la Virgen de Elche.

Para descubrir nuestro tesoro del grafiti, sólo basta estar atento, esta vez no a unas converse rojas colgadas en lo alto de un palo de la luz, pero atento sí a las paredes y soportes urbanos de las ruinas que encontramos a lo largo del camino del tren de cercanías Alicante –Elche durante su recorrido.

También conviene estar atentos a las céntricas calles, extrarradio y alrededores de Alicante ya que a modo de regalo como lo haría Seen encontramos la obra de Le Mat. Este Grafitero que sin duda hace su arte por designio, con la pasión de su corazón y la habilidad de sus manos, tierno sello propio así cómo reconocible es su obra.

La obra de Le Mat es un patrimonio cultural contemporáneo que debemos cuidar, del que debemos presumir y disfrutar así como divulgar. Esta calidad de artista es la que engrandece la cultura urbana de las ciudades contribuyendo en su Avant –Gardé a una visión de Arte para el transeúnte, donde se usa la ciudad como Museo vivo, sin límites de espacio ni fronteras.

Le Mat convierte su obra en testigo y parte de la vida integrándola con la misma, a tiempo y forma reales. Le Mat, nos emociona, capta nuestra atención y nos da un mensaje, el arte no es algo ajeno al pueblo, si no parte del mismo, del paisaje, de la urbe, en sus zonas más transitadas y en aquellas condenadas al olvido.

Le Mat, un genio que debemos amar sin intentar comprender, un arte que invita a descubrir su ternura, a inundarnos de su emoción, cómo en la Gran Manzana sólo hay una fórmula para llegar a este tipo de creador, pensar en grande y… dejarnos llevar.