La Casa Mediterráneo celebró la pasada semana el IV Encuentro con Países del Mediterráneo en esta ocasión dedicado a Israel. La antigua estación de Benalúa acogió la presentación del documental sobre el país, un proyecto realizado por la periodista Anabel Rosas y el fotoperiodista Rafa Arjones.

La danza también formó parte de la programación en la que se estreno una pieza creada por la bailarina ilicitana  Asún Noales y la bailarina y coreógrafa israelí Ravid Abarbanel. Un mes de trabajo en España, con cuatro horas diarias de dedicación, permitió descubrir una creación realizada desde el encuentro que ha permitido, en su fase preparatoria, este evento internacional promovido por la Casa Mediterráneo.

Se organizó también un ciclo de cine israelí en la Sede de la Universidad de Alicante. Entre los títulos de las películas que se proyectarán se encuentran “La banda nos visita”  dirigida por Eran Kolirin, “Zero Motivation” de Talya Lavie o “Wounded Land” del director Erez Tadmor, entre otras.

Además, Casa Mediterráneo inauguró una exposición de fotografía titulada “Israel: luces y contrastes”, del fotorreportero Manuel Lorenzo. En el formato, al que ya nos tienen acostumbrados, en reproducción de 3×2 metros, se presentó una selección de 16 piezas enfrentadas del Israel tradicional-histórico de Jerusalen y el Israel contemporáneo-financiero de la ciudad de Tel Aviv.

Con respecto a la literatura se realizó un encuentro en la librería 80 Mundos con la escritora israelí Galit. D. Carlibach que además, en el concierto de clausura acompañó al cantante y compositor Shmuel Zeltser.