La clausura del ciclo “La dignidad de la palabra” estuvo a la altura de la tónica general de esta fiesta de la literatura organizada por la Asociación Frutos del Tiempo. Tras las exitosas comparecencias de poetas y novelistas consagrados y mediáticos como Luis García Montero, Olvido García Valdés, Eloy Sánchez Rosillo y Luis Landero, llegó el turno de los escritores locales. Luego de 4 citas con las letras, que comenzaron el 8 de febrero y culminaron este 3 de mayo, les llegó el turno a los cuatro miembros de la Compañía Estable de Literatura Frutos del Tiempo, a los creadores de estos encuentros culturales patrocinados por el Ayuntamiento de Elche.

An Yi Campello, Pedro Serrano, Manuela Maciá y Carlos Javier Cebrián presentaron una colección de plaquettes, unas breves recopilaciones de poemas y reflexiones, editadas dentro de la Colección Lunara Poesía. El lugar no podría ser otro que el escenario del Gran Teatro de Elche, se rodearon para la ocasión de algunos de sus amigos y colaboradores habituales, el músico David Matuska y el actor Joan Fabrellas.

Aclararé que este cómico, Joan Fabrellas, es el alter ego actor de este redactor. Se trata de un desdoblamiento similar al de Clark Kent respecto de Superman, por esta razón me permitiré hablar de él en esta reseña como si de mí no se tratase.

Música y teatro para comenzar la ultima sesión de “La dignidad de la palabra”

La velada comenzó con la música de Matuska Project, pues así se llama la original propuesta de este guitarrista checo originario de Silesia, que toca en solitario apoyado con música pregrabada que ejecuta desde su ordenador. Matuska interpretó algunos de sus temas ambient, un sonido hipnótico y algo perturbador, mientras desgranaba con suavidad sus poéticas letras, entre filosóficas y surreales.

Joan Fabrellas desde el palco

Joan Fabrellas desde el palco en el Gran Teatro de Elche

A continuación Joan Fabrellas, un componente habitual de la cuadrilla de Frutos del Tiempo, recreó desde un palco una escena de la célebre película “El club de los poetas muertos”. Concretamente aquella en la que el profesor John Keating, el añorado Robin Williams, les decía a sus alumnos lo siguiente:

“No leemos y escribimos poesía porque es bonita, leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana, y la raza humana está llena de pasión. La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida, pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor, son las cosas que nos mantienen vivos…”

Citando después a su venerado poeta de cabecera Walt Withman, el profesor John Keating continuaba diciendo:

“Que prosigue el poderoso drama, y que tú
puedes contribuir con un verso”.

Y preguntando finalmente a sus discípulos:

“¿Cuál será vuestro verso?”

Establecida ya esta declaración de intenciones, los autores pasaron a la presentación de sus correspondientes plaquettes, cosa que llevaron a cabo de forma coral, leyendo unas emotivas o divertidas reseñas biográficas los unos de los otros. Al fin y al cabo, se trata de un grupo unido principalmente por un fuerte vínculo de amistad y una pasión común por la literatura, no en vano llevan casi treinta años dedicados a la agitación cultural.

Plaquettes presentados en la sesión de clausura del Ciclo La Dignidad de la Palabra

Plaquettes presentados en la sesión de clausura del Ciclo “La Dignidad de la Palabra”

A continuación haré una breve reseña de los libros presentados. He escogido algunos versos de cada uno, como una pequeña degustación del plato completo que es cada poemario.

An Yi Campello impregna de armonía con “El vuelo de la grulla” 

An Yi Campello ha recopilado en “El vuelo de la grulla” algunos de sus textos más representativos. En ellos sobresale su temperamento reposado y místico, muy cercano a la profundidad de la filosofía oriental, y prácticas como la meditación o el Chi kung, por lo que el resultado está impregnado de la armonía que la autora persigue y, a menudo, alcanza.

COMUNIÓN SUFÍ

Solo el susurro

de unos pies descalzos

danzando en círculos de amor,

uno fijo marca el ritmo

el otro, libre,

canta la melodía.

Un hilo dorado,

proveniente de un remoto

silencio cósmico,

atraviesa la palma que mira al cielo,

fluyendo hacia la otra

que se entrega a la tierra.

Pedro Serrano nos compensa la “Falta de perspectiva” 

Pedro Serrano está últimamente muy inspirado y los versos se le caen de los bolsillos. Este hombre medio ciego, tierno y excéntrico (ahora se dice friki), reúne en “Falta de perspectiva” un conjunto de poemas donde desgrana su irónico retrato de lo cotidiano, aunque la veta romántica se encuentra en plena producción.

AJUSTE HORARIO

Salimos con sol,

a trabajar, a domar deseo,

a leer prensa, a solicitar indultos,

a pisar mierdas, a morir despacio,

a morder fruta, a besar estampas,

a pedir milagros, a cumplir las normas,

a fornicar con vivos, a rescatar metáforas,

a buscar el pan, a beber la sangre,

a romper la patria, a pedir perdón,

a ser algo, alguien, uno, mayoría, y volvimos

de noche.

Manuela Maciá dejo crecer sus “Brotes”, entre el amor y el desencanto

Manuela Maciá lleva toda su vida pegada a la literatura, luchando a brazo partido con las palabras para encontrar la frase perfecta. Se ha dedicado fundamentalmente al cuento y a la novela, pero ha raspado en el fondo del tarro del alma hasta reunir un puñado de “Brotes”, entre el amor y el desencanto.

BRÚJULAS PERDIDAS

Encontré un cementerio de brújulas perdidas y me arrodillé a rezar con ellas. Fue una oración callada, sin espasmos de dolor. Una hermandad de desdicha nos encerró en un mismo abrazo y su calor nos restó escalofríos de soledades nocturnas. Declinamos el rumbo a sotavento y soñamos con una isla paraíso donde escribirle cartas a la eternidad dormida.

Carlos Javier Cebrián con su “Vida de poeta”

Carlos Javier Cebrián ha rescatado para la ocasión un proyecto inconcluso de poemario bajo el título “Vida de poeta”, porque al final, confiesa, los escritores siempre acaban hablando de sí mismos. El paso cruel del tiempo en el espejo, el absurdo de la existencia, la incierta eternidad del amor y la pérdida de cabello en la coronilla son algunas de sus preocupaciones actuales.

ALIENTO

Acariciarte la espalda desnuda

hasta el nacimiento de las nalgas,

despaciosamente,

para que puedas conciliar el sueño

o la paz que pierdes día a día.

Apropiarme de tu aliento triste,

llorar, con disimulo, un poco,

mientras lo hago

tan distante a tu lado.

Repatriarme en tu piel

con mi tacto impreciso,

perderte, poco a poco,

sentirlo,

entender, entonces,

que es una patria mi llanto

y llorarte cargado ya de razón…

Para cerrar, el manifiesto de Frutos del Tiempo

Antes de poner fin al acto con la guinda de una actuación final de Matuska Project, los miembros de Frutos del Tiempo dirigieron (a quien corresponda), un manifiesto reivindicativo de la Cultura y la Literatura, así, con mayúsculas.

Miembros de la Compañía Estable de Literatura Frutos del Tiempo

Miembros de la Compañía Estable de Literatura Frutos del Tiempo

Dejo aquí algunos párrafos de este manifiesto, por si llegan a los oídos adecuados, que eso nunca se sabe. Ah, y una cosa más: ¡Viva la Poesía! ¡Viva la Literatura!

“La pregunta es ¿Por qué hacemos esto?

Porque creemos que la Cultura nos hace mejores, nos dota de conocimiento, de espíritu crítico. Porque, haciendo mías unas palabras del poeta, malogrado, Eduardo García, refiriéndose a la poesía : porque es un Acto de conocimiento , sí, pero también de comunicación… sirviéndome yo en este caso de ellas para referirme a la Cultura en general”. (…)

“En nuestra opinión, y sin querer dar lecciones a nadie;  debemos diferenciar tres CONCEPTOS en esto de la Programación cultural desde lo público:

POLÍTICA CULTURAL

PROGRAMACIÓN CULTURAL

GESTIÓN CULTURAL

El programador es quien llena de contenido los espacios culturales, el gestor  es el que ejecuta esa programación, el que trata con agentes, representantes, hoteles, viajes, contratos, el que atiende a los artistas, el que contrata, etc.

La política cultural es un concepto más global y debe cuestionarse algunas cosas:

¿Para qué? ¿Para quién? ¿Cómo? ¿Adónde?

Para qué programamos, para quién programamos. cómo programamos y adónde queremos llevar la programación, la cultura en definitiva, hasta dónde queremos llegar. Porque no es lo mismo programar Cultura que programar entretenimiento, no todo debería ser programar y programar…

La política cultural debe marcar las líneas, las pautas, el proyecto.

Debe delimitar los filtros para programar para todos sus ciudadanos, con criterios de interés y calidad, de conveniencia, no de productividad.

Debe coordinar los departamentos y dotar de medios a suS programadores y gestores, a sus técnicos, marcando los objetivos y las líneas de actuación.

También debe proponerse el alcance de esa programación: barrios, pedanías, colegios, institutos, centros sociales…

Y para ello debe potenciar y aunar tres aspectos fundamentales:

COMUNICACIÓN

PROMOCIÓN

COLABORACIÓN.

Nosotros llevamos 28 años intentando que esa colaboración sea fecunda, llevar la Cultura a los centros educativos, establecer una estrecha colaboración entre Cultura y Educación, trabajar juntos, porque no entendemos una sin la otra.

Programar sí, pero comunicarlo bien, promocionarlo, incentivar la presencia de jóvenes y su interés ante el hecho cultural. EDUCAR colaborando.

Y por último, la Política cultural debe acompañar a su gente, a sus colaboradores para no convertirnos, como está ocurriendo hoy en día, en meros proveedores, sí así se nos trata.

Para finalizar diremos que nosotros estamos muy contentos este año, no porque lo hayamos hecho mejor o siquiera bien, no porque el ciclo haya sido de un gran nivel literario como lo ha sido, no por si todo ha sido o no productivo, caro o barato o trabajoso,  sino por la respuesta obtenida, que nos indica que nos hemos cuestionado y respondido bien las preguntas a las que antes me refería…

¿Por qué? ¿Para quién? ¿Cómo? ¿Adónde?”

Para los amantes de la poesía que estén interesados en conseguir estas cuatro plaquettes, pueden comprarlas a través de la web de Frutos del Tiempo o directamente en la librería ilicitana Ali i Truc. Otra opción es solicitar un ejemplar a través del correo electrónico de la Asociación Frutos del Tiempo.

Si te ha gustado esta reseña, compártela en redes sociales. Incluye nuestros hashtags  #LOBLANC, #CulturaContigo y #CulturaConmigo #CompartimosCulturaContigo. Para conocer otros eventos en la zona consulta nuestra Agenda