Improversa Alacant, el Festival de Cultura Popular Urbana y Tradicional que se presenta en el Teatre Arniches, se ha guardado un verdadero plato fuerte para el cierre del domingo 13 de mayo. Ha programado la actuación del animal escénico más exótico que habita en estos momentos los escenarios españoles, el Niño de Elche, que presenta su último disco: “Antología del cante flamenco heterodoxo”.

Nacido en 1985 en una familia de origen granadino, una de aquellas tantas que emigró a la capital española del calzado en busca de un futuro mejor, Francisco Contreras Molina está procediendo a dinamitar de forma sistemática los pilares aluminosos del flamenco más tradicional.

Inmune a las críticas de los puristas, que se toma con mucho humor y socarronería, el Niño de Elche tiene la firme intención de seguir explorando por senderos musicales ignotos. Seguirá agitando explosivos cócteles molotov que arden en su garganta, mezclándose con otros artistas inclasificables y desmonterándose desde los tercios de los escenarios de medio mundo. Señoras y señores, con todos ustedes, una entrevista con el Niño de Elche.

Pregunta: “Antología del cante flamenco heterodoxo”, tu proyecto más ambicioso hasta la fecha, ¿cómo surgió el reto de un triple disco, una especie de locura sin ambición puramente comercial?

Respuesta: Quería hacer un trabajo discográfico que recogiera las piezas que había desarrollado en diferentes espectáculos donde he participado, sobre todo de danza o performance. Le propuse a Pedro G. Romero que me lo dirigiera artísticamente y empezamos a trabajar, no tanto sobre las piezas ya generadas, sino en reconocer qué actitudes y discursos habían surgido de tales piezas en tan diferentes contextos. A partir de ahí, Pedro tuvo la intuición de que el campo conceptual idóneo para desarrollar más cuestiones en esa línea era la palabra “Antología”, tensada con la otra palabra clave en este disco, “heterodoxia”.

P: He leído que Pedro G. Romero y tú comenzasteis trabajando con casi un centenar de canciones, ¿cómo se llevó a cabo el proceso de recopilación? ¿Y cómo se hizo la decantación hasta llegar a los 27 temas finales?

R: Pedro G. Romero ha sido el motor a la hora de recopilar referencias y posibilidades. Después de una gran recolecta, nos dedicábamos a analizar todos los materiales y a hacer nuestra selección, dependiendo de mis necesidades y las necesidades del concepto, para que todo tuviera una estructura conceptualmente firme donde yo pudiera desarrollar todo tipo de heterodoxias.

P: En este disco experimentas una vez más con tu voz, pero vas aún más allá haciendo en cada tema una creación diferente. Imagino que habrá sido divertido y a la vez extenuante. ¿Cómo has salido indemne de ese tour de force?

R: Un experimentar con la voz es, en definitiva, experimentar situaciones donde los contextos generados hagan que se desplacen tus convenciones de cómo utilizar eso que entendemos por voz. No soy partidario de entender que cada ser tiene una voz y tampoco que la voz solo sea el sonido que sale de la boca. Por lo tanto, esa concepción amplia de lo que supone la voz hace que pueda utilizarla de la forma que crea conveniente, sin tener el prejuicio ni la jerarquía de que una voz, es más mía que otra o que es más prioritaria que otra.

“Refree es el único productor español que podía afrontar tal proyecto”

P: ¿Qué tal se desarrolló el trabajo con Raül Refree? ¿Qué tal os trataron en Sony, la gran multinacional de la música que confió en vuestra propuesta alternativa?

R: Refree es el único productor español que podía afrontar tal proyecto por su longitud, su complejidad y su dificultad de ejecución, tanto en los instrumentos como a la hora de encontrar las formas adecuadas de grabación. A parte de su valía técnica, Raúl es un artista que no tiene ningún tipo de miedo estético a la hora de hacer música. Eso siempre es un valor para mí a la hora de elegir a seres que me acompañen en proyectos tan relevantes como la Antología.

Y sobre lo comentado, decir que Sony o sea, una serie de gentes que han trabajado mi proyecto, han conseguido algo que me gusta mucho que suceda y es eso del romper prejuicios e imaginarios estanco. Estoy muy contento de que todo el mundo que ha trabajado en el proyecto haya estado en pro al discurso y al cuidado máximo de lo que suponía tal cosa. Solo puedo repetir agradecimientos a todos los seres que han hecho posible tal empresa.

P: Has dicho en alguna entrevista que cuanto más habéis viajado hacia el origen del flamenco, más heterodoxo se mostraba. ¿Crees que la idea de arte puro es sencillamente una falacia?

R: Lo puro no existe. Lo heterodoxo es todo porque la ortodoxia como bien dice Pedro G. Romero es una ficción y yo añado, una utopía. Por tanto todo lo que se base en justificarlo como ortodoxia es una falacia. Ya que cuando te acercas a las cosas de una forma radical y profunda descubres que tiene muchas grietas y muchas paradojas que hacen de ello algo más cercano a la idea de heterodoxia como actitud, que a la idea de ortodoxia aunque los dos conceptos se necesiten.

El Niño de Elche sacará su nuevo disco saldrá en enero de 2019

P: Tras navegar por el flamenco, el rock y la música electrónica, llegas aquí. ¿Hacia dónde continúa la aventura creativa? ¿Alguna intuición de futuro?

R: Mi nuevo disco lo empezaré a grabar en enero del año próximo y, por ahora, solo te puedo adelantar que será muy diferente a lo que he hecho hasta ahora.

P: ¿Cabe cualquier cosa en esa etiqueta tan enojosa llamada flamenco o flamenco fusión? ¿Tiene algún sentido la confrontación Tradición vs Vanguardia?

R: Flamenco fusión al ser una etiqueta comercial cabe cualquier cosa pero como eso, como práctica comercial, como cualquier etiqueta. La tradición se inventa, como nos enseñó Hobsbawm, y la tradición en el flamenco se ha estipulado hace realmente poco. Hablar hoy de vanguardia tampoco tiene ningún sentido al igual que hablar de tradición y, curiosamente, los seres que sacan esas palabras para reivindicarlas trabajan desde la misma lógica, y a mí lo que me interesan son las lógicas heterodoxas que pueden ser catalogadas en las dos definiciones anteriores o no.

P: Los puristas te han llamado de todo: heterodoxo, espurio, descastado, iconoclasta, apocalíptico, promiscuo, incómodo, anticristo del flamenco… ¿Han acertado con alguna definición?

R: Casi siempre aciertan. Podría decirte que me siento reflejado en adjetivos como iconoclasta o promiscuo.

P: Tu primer acercamiento al flamenco fue escuchando cantar a tu padre, dentro de los cánones… ¿cuándo empiezas a percibir que ese terreno se te quedaba pequeño?

R: Cuando quería contar cosas que tuvieran más grietas y grises y para eso, la estructura clásica del flamenco y su estética no me servía. Francis Bacon y John Cage fueron los dos primeros artistas que hicieron plantearme mi forma de cantar.

Niño de Elche, “El directo es la vivencia”

P: Un aspecto que me interesa especialmente de tu trabajo es tu pasión por el escenario, sueles comentar que los discos son limitantes, que a ti lo que te gusta es experimentar con el sonido y la relación con el público a través de la performance, ¿qué tiene el directo que te pone tanto?

R: El directo es la vivencia, la experiencia, el contexto, la exposición en comunidad, el compartir…

P: También son apasionantes tus colaboraciones con otros heterodoxos geniales como Israel Galván, ¿cómo se cuecen ese tipo de encuentros de la música con la danza? ¿Se improvisa o se planifica?

R: Se siente el fuego de la atracción y después cuando surge el enamoramiento se planifica porque estamos en un mercado llamado arte.

P: Has ganado premios con “Voces del extremo”, has sido portada de la revista Rock de Luxe, has sido estrella de Festival Sonar y has llevado tu música al extranjero. ¿Cómo analizas el éxito de unas propuestas en principio bastante radicales? ¿Cómo se recibe tu música fuera de nuestras fronteras?

R: Nunca llegué a pensar que mis propuestas tuvieran un mínimo de interés, y esto no es falsa humildad. Me gusta contar que llegado un momento pensé que mi sitio era el estar en los tablaos y después en mis ratos libres colaborar con artistas experimentales.

P: Usas las Redes Sociales con asiduidad y te has manifestado políticamente en ellas, dando cera tanto a la derecha como a la izquierda, ¿sigues buscando tu sitio o serás para siempre un abstencionista militante?

R: El pensamiento crítico y ser un fiel creyente en la libertad hace que tanto la concepción política de izquierda y como la de derecha no supongan tu espacio. Por suerte, hay espacios políticos más allá de esas separaciones, hoy en día absurdas al no servir para nada.

Niño de Elche Foto Ricardo Cases

Niño de Elche.  Foto: Ricardo Cases

P: ¿Volverá la izquierda? ¿Adónde se fue? ¿Te has sentido en algún momento una voz crítica de la conciencia izquierdista o un Pepito Grillo clamando en el desierto?

R: Creo que la izquierda no volverá porque habría que analizar si alguna vez existió. Dejé de ser una voz crítica de la izquierda cuando entendí que las políticas son más paradójicas y complejas de lo que esos espacios plantean.

P: También te has declarado antitaurino, quizá el primer flamenco antitaurino ¿Leíste el libro de Manuel Vicent ilustrado por El Roto? ¿Qué hace falta para que se acabe esa lacra, más educación quizá? ¿Será España algún día un país moderno?

R: Ese libro me ha acompañado, además firmado por los dos autores a los cuales admiro profundamente. Aún no sabemos qué hace falta para que acabe, pero vamos teniendo noción de algunas de ellas, como por ejemplo, el retirar todas las subvenciones públicas a todo evento taurópata. A partir de ahí creemos que la desaparición estará cerca, aunque nunca se sabe.

P: La poesía, la filosofía, y el ensayo se encuentran entre tus principales lecturas, ¿cómo nutren tu vida, tu actitud y tus letras?

R: Me acompañan en mis viajes, me ayudan a no estancarme en un pensamiento, a vivir siempre en el interrogante, a conocer más lo que me rodea y por ende a conocerme más. No hago nomalmente otra cosa, leer, comer, dormir, cantar, escuchar…

P: Has comentado en alguna ocasión que crees que familia es una institución a dinamitar, ¿es conveniente hacer ecología emocional?

R: Siempre es conveniente hacer ecología, sea del tipo que sea.

P: Mantienes tu nombre artístico de “Niño de Elche”¿Se te trata bien en tu ciudad natal? ¿Crees que no son conscientes del chollo que tienen contigo, llevando el nombre de Elche por medio planeta? ¿Te gustaría ser profeta en tu tierra o te da lo mismo que lo mismo te da?

R: En mi ciudad siento que se me trata bien, pero también es verdad que uno tiene la sensación de que no son conscientes del todo de la relevancia de según qué cosas que han pasado o pasan en relación con mi carrera artística.

Si te ha gustado esta entrevista, compártela en redes sociales. Incluye nuestros hashtags  #LOBLANC, #CulturaContigo y #CulturaConmigo #CompartimosCulturaContigo. Para conocer otros eventos en la zona consulta nuestra Agenda