Conocí, en serio, a la artista Perceval Graells en 2015, en su exposición Lutetia” en la Casa de Cultura de Crevillent en mi época de libertad y con multas cuando todavía tenía coche y tardaba un plis en llegar a cualquier parte para sentir cultura. Una exposición en la que ella decía que “su vida interior sale y, como resultado, expreso mi visión personal del mundo”. “Lutetia” fue París en la época romana, probablemente su estancia allí para su formación y trabajo artístico le permitió conectar obra y territorio, aunque sea muy gris el clima por eso la pintura tiene trazos negros u oscuros porque es una ciudad un poco más triste, con menos luz que Alicante.

LUTETIA. Foto: Perceval Graells

Meses después volvía a saber de su obra en la Fundación Frax de Alfàs del Pi, me encontré con Moments, que eran obras de gran formato que acaba de exponer en el Centro Español La Nacional de Nueva York. Era casi un trabajo de investigación sobre cómo sentía ella ante la capacidad de valorar las pequeñas cosas cuando no las tenemos: el sonido del mar, una tormenta de verano del Mediterráneo, una tarde con los amigos. Cosas que parecen insignificantes pero que crean el todo: en ese momento ya lo tuve claro, esta artista iba a empezar a formar parte de mi vida, por los siglos.

Su trabajo, vinculado a la abstracción, al automatismo y, más concretamente, al expresionismo abstracto con la que trata de emocionar a través del gesto y el color, a quien la ve a poco más de 50 centímetros. Sus obras son ella, a modo de biografía colorista, y por tanto son casi un diario íntimo de sus manos, su pensamiento y su capacidad de sentir. El arte para ella es <<destino y necesidad>>.

La exposición Notas y Vivencias inaugurada en el Ateneo de Alicante y que podrá visitarse hasta el próximo 4 de junio es un festival de técnicas múltiples y mixtas. Con esta propuesta se inicia el curso de exposiciones que nacen de un convenio colaborativo del Ateneo con el Área de Cultura de Diputación de Alicante que permitirá organizar hasta cinco exposiciones durante 2018.

A vuela pluma, en la exposición te encuentras con el serial azul, que preside el conjunto GIOPET DE MAR -con todos sus números- y te fascina. Una colección que perfectamente puedes tener en tu casa, en cualquier rincón porque su formato 10×15 es accesible sin duda para que empiece a convivir contigo, cualquiera de sus piezas, en los próximos años y a mí me gusta seguro.

En el formato medio me atrapan fácilmente las obras de 2016, las de la infancia recordada, El meu favorit silenci, Llibertat de moviment,  y Aixo que estimem donde los deseos los pinta de color y los títulos se piensan y escriben en mayúsculas poderosas.

Taller de Perceval Graells. Foto: Juanjo Cervetto

Taller de Perceval Graells. Foto: Juanjo Cervetto

Pregunta: Si tuvieras que incentivar a alguien para que descubriera “Notas y Vivencias”, que le propondrías?

Respuesta: Lo más importante es que tienen color, fuerza y movimiento. Es una pintura expresiva que sale del corazón. Es una exposición sin edad, donde en la inauguración dos niñas se quedaron prendadas por una de sus obras mientras que, simultáneamente, a dos personas mayores les ocurría lo mismo con otra de sus piezas.

P: Una vez más en “Notas y Vivencias” se insiste en tu infancia. En el fondo, ¿eres todavía una niña-mujer que experimente o simplemente añoras otros momentos sentidos y se presentan así en tu creación?

R: Parte de esta exosición ya estuvo en Valencia, donde la infancia formaba parte de su eje. Hay, por tanto, notas de color y vivencia de la infancia pero también de la actualidad como son las realizadas en 2018. Nunca he dejado de sentirme niña, siempre he seguido siendo una niña, con esa magia con la que la infancia mira. Yo cuando pinto me siento sin tiempo, se me eriza la piel, sin ser consciente de lo que hay al otro lado del folio o el lienzo, como a los niños y las niñas.

P: ¿Insistes en el gesto cuando hablas de tu obra? ¿El gesto improvisa o está todo bien pensado previamente en tu obra?

R: No pienso antes de pintar. Se lo que quiero transmitir, el concepto, pero me dejo llevar. Lo que va surgiendo y si no me convence lo rompo y lo tiro. Sin bocetos, no dibujo. El gesto en cualquier caso era antes más explosivo pero ahora es un poco más pensado o pausado y esto no es contradictorio.

P: Por tu trabajo, has viajado mucho, por tanto has visto muchas escenas distintas: Nueva York, Berlín, Utrech, París, Milán ¿Tienes la sensación de haber triunfado fuera y aquí estás como artista a medio hornear?

R: Lo que me ha permitido al estar fuera es avanzar en mi pintura. Otros pintores, otras formas de hacer las cosas que influyen y dejan huella y que me ha permitido crecer como pintora y persona. En Alicante conocen mi pintura. También estoy en galerías de Valencia o Alicante y a nivel nacional. En Francia, por ejemplo, las cosas funcionan de otra forma. Existe la Casa de los Artistas, perfectamente integrados y socializados. Incluso, en otro plano, son capaces de instalar pianos en las estaciones para quier quiera tocar; ocurre algo parecido en la ciudad de Liverpool. Y España tienes más el rol del artista casi muerto de hambre. Allí hay colas para ver una exposición o ir a una biblioteca y aquí, esto, no te lo puedes ni imaginar.

P: ¿Cómo ves el mercado del arte en nuestra provincia y a rasgos generales en otras partes del mundo donde tú has conectado?

R: El problema de base aquí es que no hay estima. Las familias, por ejemplo, no llevan en general a sus hijos-as a ver exposiciones. En otros países, como decía antes Francia, el estado respalda a los artistas, aunque es verdad que puede estar todo muy centrado en las urbes. Aquí la gente no invierte en arte, no ahorran para comprar arte, lo derrochan en otras cosas pero no en obra artística.

P: En Alicante, crees que hay que parir nuevas historias para conectar con la gente.  ¿Crees que los y las artistas están conectados con la ciudadanía? Quizá habría que pensar y hacer más cosas como aquel Changeart de aquella Parking Gallery de nuestro corazón, como ejemplo.

R: Los artistas no podemos hacer mucha más además de crear. Pongo como ejemplo la iniciativa el CIEN que era una blibloteca-coworking de arte donde los artistas pintan, tienes tu taquilla y era un espacio donde podías ver a los-as creadores produciendo.  El individualismo de los-as artistas también influye en no poder avanzar todavía más. Hay que crear nuevas formas e historias, efectivamente.

PREGUNTAS INSTANTÁNEAS:

  • Tu canción favorita: No tengo una favorita pero ahora mismo me gustaría escuchar la canción AFTERLIFE del grupo de Montreal Arcade Fire.
  • Tu ciudad de cuando eras más niña: De mis sitios increíbles y de referencia es Barcelona.
  • El último poemario que has leído: De Gioconda Belli
  • En Alicante, a dónde llevarías a alguien especial para ti:  A La Vall de Gallinera. Pero también a Altea o el Maigmó.
  • .Ves películas por internet o por TV: Siempre por internet y a través de FILMINCAT habitualmente.
  • Facebook o Twitter: Facebook, seguro.  Incluso antes Instagram que Twitter.

Notas y Vivencias no es otra cosa que una fábula y un regreso al país luminoso de la infancia, a esa primavera feliz poblada de inocencia y de colores que todos, en mayor o menor grado, llevamos dentro y que sólo alguien como Perceval Graells podía rescatar con sus dedos de sueño y con su alma de niña”. José Luis Ferris.

Si te ha gustado esta entrevista, compártela en redes sociales. Incluye nuestros hashtags  #LOBLANC, #CulturaContigo y #CulturaConmigo #CompartimosCulturaContigo. Para conocer otros eventos en la zona consulta nuestra Agenda