El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha descartado subvencionar la organización de la Plaça del Llibre d’Alacant 2018, evento realizado únicamente en los años anteriores del gobierno tripartito formado por PSOE, Guanyar Alacant y Compromís, y organizado desde la Concejalía de Presidencia, que dirigía el concejal de la formación nacionalista, Natxo Bellido.

El grupo municipal plantea apostar “por otro tipo de iniciativas de mayor incidencia social para destinar esa partida presupuestaria para la promoción del valenciano, pero descarta subvencionar este evento, que además no es una campaña, porque no se ajusta a los fines contemplados en la partida presupuestaria”.

El gobierno popular considera que la Plaça del Llibre d’Alacant, que estos dos años ha organizado Escola Valenciana, “no puede considerarse una campaña sino que se trata tan sólo de un evento impulsado en Alicante principalmente por el partido nacionalista Compromís”.

En 2016, el Ayuntamiento firmó un convenio con la Fundació Escola Valenciana para la promoción del valenciano, que básicamente consistió en la autorización de un gasto de 10.000 euros de fondos municipales en favor de la misma para la organización de la citada Plaça del Llibre d’Alacant 2016, que tuvo lugar en noviembre.

El año pasado también se realizó el evento, ya incluido en presupuestos en una partida genérica de Presidencia, dirigida por el nacionalista Bellido, y el gasto ascendió a 14.732,42 euros. Para el presente ejercicio 2018 también consta una partida de otros 15.000 euros en el presupuesto bajo el epígrafe de Campaña de Promoción del Valenciano.

Escola Valenciana, la Cívica, es una entidad pública que tiene como finalidad promover el uso social del valenciano y la normalización de la lengua en el sector educativo, medios de comunicación, administración pública y la justicia. La trayectoria desde el 2010 es muy amplia con una incidencia muy importante en la enseñanza siendo copromotora de les Trobades en Valencià anuales de primaria y secundaria.

Según ha podido comprobar el gobierno municipal del PP, tras las noticias publicadas en distintos medios de comunicación sobre este tema,“no hubo ninguna convocatoria ni bases ni nada que justificara este pago a Escola Valenciana para organizar la Plaça del Llibre, que en realidad fue un pago directo, ya que no hay expediente alguno, a pesar de que en los presupuestos constaba una partida para realizar campañas de promoción del valenciano y no un evento único”.

“Hay maneras de promocionar el valenciano de formas distintas a la realización de este evento”, se considera desde el equipo de gobierno. Además, al gobierno popular le resulta “muy cuestionable” la financiación del mismo con una elevada aportación económica en comparación con otras actividades culturales que se realizan en la ciudad de Alicante.

El concejal Daniel Simón ha plantado que “desde Guanyar Alacant queremos mostrar nuestro rechazo a la decisión de la actual corporación de no dar continuidad a la organización de la Plaça del Llibre de Alicante, y sobre todo mostrar nuestro malestar con las declaraciones que ha hecho el alcalde de Alicante para justificar esa suspensión. La Plaça del Llibre trataba de promover la literatura y la lengua valenciana en la ciudad de Alicante. No nos olvidamos que el valenciano en Alicante, a pesar de ser la lengua tradicional de Alicante, es una lengua minorizada, y ahora mismo las personas que eligen expresarse en valenciano en la ciudad están en una situación de clara discriminación”.

La dirigente popular De España ha afirmado que “hay muchas formas de llevar a cabo la normalización lingüística sin, con ello, convertir lo que debería ser una campaña de difusión en un evento que es un chiringuito de Compromís, de los socialistas y de aquellos que apoyan su deriva nacionalista”. “No vamos a asumir el marco ideológico de los nacionalistas, por retrógrado y anacrónico, y porque nuestra postura es clara y es la defensa del interés de la mayoría de los alicantinos, que no es otro que el de convivir en paz, usando indistintamente las dos lenguas oficiales, sin dejarse enredar por quienes están a favor del procès y utilizan los recursos públicos para difundir en nuestra sociedad políticas que enfrentan, que separan y que crean una fractura social insalvable”.

Daniel Simón realiza una valoración negativa de las declaraciones del Alcalde que las considera inaceptables dado que relacionar valenciano y promover el valenciano con independentismo catalán es ridículo, es denunciable y es abominable desde el punto de vista electoralista. Barcala ha dejado de lado a los alicantinos y alicantinas que han elegido expresarse en valenciano y ahora mismo están siendo discriminadas.”

Según la información disponible por el actual gobierno municipal, la Feria del Libro instalada por la Concejalía de Cultura en unión con la Asociación de Libreros y Papeleros de Alicante, que se celebró el 26 de abril al 6 de mayo de 2018, en el paseo de la Avenida de Soto, sólo contó con la exención en el pago de las tasas.

De igual forma, la Feria del Libro Feminista, instalada por la Asociación Cultural Tío Cuc, que se celebró el 10 de marzo de este año en la calle San Leandro, dispuso de una tasa que fue de 28,50 euros. A su vez, la Feria del Libro instalada por el Gremio de Libreros de Lance de la Comunidad Valenciana, que se celebró del 24 de marzo al 9 de abril en el paseo de la Avenida Federico Soto, se hizo cargo del pago de una tasa de 705,84 euros.

Por último, la feria del Libro de Navidad instalada por el Gremio de Libreros de Lance de la Comunidad Valenciana, que se celebró del 1 de diciembre al 5 de enero de 2018, también en el paseo de la Avenida Federico Soto, asumió el pago de 809,64 euros en tasas.

Plaça del Llibre 2016. Foto: Gabinete de Prensa Ayto. Alicante

Plaça del Llibre 2016. Foto: Gabinete de Prensa Ayto. Alicante