El pasado viernes 11 tuvimos la oportunidad de asistir en la Sala de Exposiciones del Palacio Provincial de la Diputación de Alicante, a la exposición “Trama de pliegues” de la mano de su autor, el artista eldense Omar Arráez. Disfrutamos de la última visita guiada con la que se despedía la muestra.

En “Trama de pliegues”, como visitante descubrí una confluencia de líneas y volúmenes que muestran la historia que hay detrás de las obras de Omar Arráez. Pliegues que atesoran la experiencia y la construcción del mundo que es y no es, la convergencia de lo que a veces pasa inadvertido con la realidad que marca la vida.

Esta recopilación de obras se basa en la “experimentación del papel como material escultórico”. A través de la reflexión, Omar Arráez llega a interesarse por los accidentes del rostro en la vejez y comienza, en un primer momento, a hacer retratos en los que utiliza los pliegues del papel como metáfora de las arrugas.

El proyecto, a través de la intermitencia entre idea y trabajo, se va enhebrando de manera orgánica y llega a convertirse en un espejo del espíritu en tránsito. Un reflejo de la hermosura de la gente y del concepto efímero de la vida, en la cual, como resalta el artista Omar Arraez, estamos “de paso”.

En torno al concepto único de la vida y la muerte, las arrugas de la piel provocan pensamientos que van trascendiendo en la obra. Se produce una lectura de “la vejez como acumulación de vida” y esta ambigüedad nos lleva a la belleza que atrapan cada uno de los retratos que se pueden admirar en la exposición.

Omar Arráez cuenta cómo el inicio es la clave para la creación de esta Trama de pliegues:

“Le hice un retrato a mi abuela y no le gustó. Sus arrugas se veían mucho. Eso me llevó a meditar sobre cómo se acepta la impermanencia de la vida en occidente. Por eso me centré en el retrato de ancianos, porque fastidiaba. El elogio a la belleza bajo los cánones occidentales es lo que se critica en esta exposición. Hay países como Nepal, en los que no hay auto-conciencia de la estética. Aquí, los medios nos bombardean sobre la marginalidad de la vejez”.

Así, deteniéndonos en cada obra, nos dimos cuenta de la importancia de la luz, que no busca disimular las arrugas de cada personaje, sino potenciarlas.

Jugando con las tramas, intervenidas con carbón o pigmentos varios, Omar Arráez nos lleva de la parte más realista de la exposición a otra mucho más abstracta. En esta última, muestra la percepción de la arruga desde un zoom, sobrevuela cada detalle y lo agranda para transformar la realidad con solo cambiar la distancia desde donde se mira. Un tratamiento a escala que modifica los volúmenes hasta concebirlos como otro paisaje, una abstracción .

Pero la parte más purista de toda la muestra es la denominada “Retales”. Se pueden adivinar los rostros, pero no hay color. Las arrugas accidentales surgen y forman parte del trabajo, incluso las provocadas en el propio transporte o almacenamiento. A través de dibujo de sombras y la iluminación cenital, se evidencia la imagen. Así, el paso del tiempo o la propia vida vuelven a plantear de nuevo esa metáfora permanente en Omar Arráez, que nos lleva a pensar sobre la  no permanencia de lo material.

En”Trama de pliegues”, el propio observador decide lo que ve. Una ambigüedad que nos deleita con el paisaje humano, con rostros de personas anónimas que en algún momento se encontraron con el artista, que te miran a los ojos o te traspasan directamente el corazón. Sombras, volúmenes y color que transforman el encuentro en una experiencia para los sentidos; que convierten lo efímero del arte en sustancia necesaria en nuestra vida.

Omar Arráez, el artista

Luciano backlight

Omar Arráez, nacido en Elda en 1982, es Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona.Tras un sustancial paso formativo por Altea y Roma, se instaló inicialmente en Madrid, donde realizó su primera exposición individual. En años recientes, ha mostrado su trabajo en diversas exposiciones colectivas e individuales en Europa y EE.UU., participado en simposios, ferias de arte y certámenes internacionales. Ha colaborado en proyectos arquitectónicos y cinematográficos, así como en diversas publicaciones como ilustrador. Viajero infatigable. Durante largos periodos ha estado viviendo en Nepal e India, desde donde se ha encontrado consigo mismo y con su arte.

Si te ha gustado esta reseña, compártela en redes sociales. Incluye nuestros hashtags  #LOBLANC, #CulturaContigo y #CulturaConmigo #CompartimosCulturaContigo. Para conocer otros eventos en la zona consulta nuestra Agenda